miércoles, 23 de agosto de 2017

La alcaldesa de Aranjuez dimite tras la pérdida de apoyo de Podemos

MARTA BELVER
22 agosto 2017

La alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno, en el Pleno del Ayuntamiento. MUNDO

La fractura de la izquierda ha dejado a Aranjuez atrapada en un limbo. El municipio número 19 de Madrid por población (57.932 habitantes) y uno de los más endeudados de la región se enfrenta a un incierto futuro inmediato tras la dimisión este martes de su alcaldesa, Cristina Moreno, del PSOE, por sus desencuentros con la formación patrocinada por Podemos que propició su investidura pese a no haber ganado las elecciones de 2015.
La gota que ha colmado el vaso del Gobierno municipal en minoría ha sido el rechazo de tres de los cuatro ediles de Ahora Aranjuez a su plan de viabilidad para enjugar los 'números rojos' de las arcas locales, que ascienden a 130 millones de euros, y garantizar la prestación de los servicios públicos. Sin sus votos no ha podido aprobarse un documento que planteaba una subida gradual de impuestos de una décima anual hasta 2021 y la recuperación de la Tasa de Basuras en 2020.
«Puedes ir sorteando piedras, pero si te encuentras un precipicio no puedes seguir andando», ha argumentado Moreno tras presentar su carta de dimisión como alcaldesa, aunque conservará el acta de concejal. De hecho en su entorno no descartan que vuelva a presentarse a la reelección en el Pleno extraordinario que se convocará en un plazo de de 20 días, aunque todo apunta a que las matemáticas políticas no le saldrán si mantiene su compromiso de no volver a pactar con los representantes vinculados de Podemos que en el ecuador de la legislatura le han dado la espalda, a los que acusa de «no ser de fiar».

El PSOE accedió por la mínima a la Alcaldía de este municipio del sur de Madrid tras conseguir el apoyo para sus siete representantes de los cuatro de Ahora Aranjuez y los dos del partido independiente In-par. Aquel pacto fue puntual sólo para la investidura y desde entonces las desavenencias entre el equipo de Gobierno y la marca blanca de la formación morada han sido constantes, hasta el punto de que ni siquiera han llegado a un acuerdo para aprobar nuevos presupuestos y mantenían prorrogados los de 2015.

Así las cosas, todo apunta a que el PP podría recuperar el bastón de mando en la localidad ribereña, que ya ostentó durante la pasada legislatura. Aunque su lista fue la más votada en los últimos comicios y logró ocho concejales, la suma de las otras fuerzas de centro-derecha no le permitió investir a su cabeza de lista, María José Martínez.
Sea del partido que sea, el/la nuevo/a alcalde/sa tomará las riendas de un Ayuntamiento con unos ingresos de en torno a 40 millones de euros que desde 2012 está supervisado por el Ministerio de Hacienda. En el PSOE advierten que el rechazo de su plan de viabilidad, que había recibido el beneplácito de departamento de Cristóbal Montoro, podría provocar una «intervención» más directa del Gobierno central, «lo que equivaldría a un incremento mayor de impuestos o la supresión de becas o de la Escuela Municipal de Música».
En Ahora Aranjuez, por su parte, justifican su 'no' a la propuesta del equipo de Gobierno porque consideran que es «lesiva para las clases trabajadoras», además de «basarse en cálculos incorrectos». «Moreno ha demostrado tener muy poca cintura política. Lo mejor es que dé un paso atrás y deje paso a un nuevo alcaldable de su partido», apunta el portavoz del grupo, Alfonso Sánchez.
Además, en la plataforma que orbita en torno a Podemos rechazan que se haya producido «una pinza con el PP», como sostiene el PSOE, y recuerdan que apoyaron la investidura de su candidata «sin pedir nada más que transparencia»: «Hay alternativas para lograr la viabilidad del municipio, como los impuestos progresivos, pero no nos han tenido en cuenta para plantearlas».
Los 'populares', por su parte, no quieren hacer futuribles sobre la posibilidad de que recuperen el control del Ayuntamiento de Aranjuez, pero si recuperaran el control de la localidad ya han adelantado que el plan de viabilidad que propondrían para la misma sería diferente. «El del PSOE aumentaba la ya astronómica deuda de la ciudad, elevada en los dos años de Gobierno socialista, y consagraba el despilfarro, tratando de salvar con el dinero de los ribereños las letales políticas consustanciales a los gobiernos socialistas», subrayan en el principal grupo de la oposición.

Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario