miércoles, 2 de agosto de 2017

Una ribera más verde para el río Manzanares entre el Puente de los Franceses y el de la Reina

PABLO GIL
2 agosto 2017


Las obras en el entorno del río Manzanares, entre los puentes de los Franceses y de la Reina Victoria de la capital, comenzarán en los próximos días. Con esta actuación, el Ayuntamiento de Madrid pretende ampliar a esta zona el efecto regenerador que tuvo la apertura de compuertas del río en el resto del cauce a su paso por Madrid. «El objetivo es incrementar la biodiversidad urbana y crear un corredor verde», explican fuentes municipales.
Los trabajos, dotados con un presupuesto de 628.503 euros, comenzarán con la eliminación de parte de la escollera superior y de las especies vegetales que no son autóctonas. La parte de la escollera que no se va a retirar se cubrirá con tierra vegetal.
En una segunda fase, se procederá a repoblar ambas orillas con más de 16.800 plantas. Serán concretamente 1.244 árboles, 3.235 arbustos y 12.372 estaquillas. Las especies elegidas son todas de ribera y entre ellas habrá fresnos, olmos, álamos blancos, alisos, majuelos, saúcos, rosas silvestres, tarays y sauces. Esta fase de plantaciones se iniciará en otoño de este año y continuará durante los primeros meses de 2018.
Finalmente, se procederá a instalar barandillas en ambas márgenes, en la calle Aniceto Marinas y en la de la Ribera del Manzanares. Serán 2.329 metros, que suponen la práctica totalidad del recorrido, que es de 1,3 km de longitud.
La renaturalización del Manzanares en su tramo urbano comenzó en mayo del año pasado, cuando el área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento decidió abrir progresivamente las presas urbanas del río. El aspecto del río cambió rápidamente gracias a la formación natural de isletas y al enorme desarrollo de la vegetación y de la fauna, en número y en variedad, tanto de aves como de peces.
Estos nuevos ecosistemas fluviales, que se formaron de manera natural y que se han desarrollado espectacularmente con la cría de la pasada primaverano han arraigado en el tramo comprendido entre el puente de Los Franceses y el puente de la Reina Victoria. La remodelación que ahora comienza trata de subsanar esta situación y provocará un cambio sensible en el aspecto de la ribera del Manzanares en este barrio que precisamente lleva el nombre del río.
«La renaturalización del Manzanares a su paso por la ciudad forma parte del proyecto Madrid + Natural», explican fuentes municipales,«incluido en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, con el que el Ayuntamiento quiere preparar a la ciudad en su adaptación al cambio climático mediante actuaciones basadas en la naturaleza».
El proyecto se está desarrollando en colaboración con la asociación Ecologistas en Acción mediante un convenio. Santiago Martín Barajas, miembro de esta asociación, celebra que «por fin comiencen las obras tras una tramitación muy lenta», aunque alerta de la necesidad de extender las actuaciones de mejora al tramo entre el puente de la Reina y la presa 4.
Desde el área de Medio Ambiente indican que en los últimos meses se han detectado ejemplares de gobio, alburno, carpa, carpín, pez gato, gambusia y barbo,que ha pasado a ser la especie dominante en el tramo urbano del río. Además, «se han iniciado experiencias de cría en cautividad de colmilleja, bermejuela y boga de río, que posteriormente se reintroducirán», afirman fuentes de la concejalía dirigida por Inés Sabanés. Esta actuación se lleva a cabo en la estación regeneradora de aguas residuales de Viveros de la Villa en colaboración con científicos del Museo de Ciencias Naturales.
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario