sábado, 18 de noviembre de 2017

Pugna entre Cifuentes y Carmena por la apertura de la Quinta de Vista Alegre

MARTA BELLVER
18, noviembre, 2017

Interior de la Quinta de Vista Alegre, en el madrileño distrito de Carabanchel. ÁNGEL NAVARRETE

La Quinta de Vista Alegre se ha incorporado al ya abultado catálogo de desencuentros entre la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid desde el comienzo de la legislatura. En esta ocasión, tanto el equipo de Cristina Cifuentescomo el de Manuela Carmena quieren anotarse el tanto político de la apertura al público de un 'pulmón verde' de 45 hectáreas de superficie situado en el distrito de Carabanchel.

El penúltimo capítulo del nuevo rifirrafe entre administraciones ha sido la carta que el Gobierno regional ha enviado esta semana al Palacio de Cibeles para notificarle que rechaza el Plan Especial de ordenación que le ha presentado para dicho fin. Argumenta que es «exactamente» la misma propuesta que ya le planteó el Consistorio de la capital en 2008 y que «sigue sin respetar los servicios públicos esenciales» que se prestan en el interior del recinto porque propone la demolición de un instituto, una residencia de mayores y un centro de reinserción de menores.
El proyecto municipal original para Vista Alegre se redactó bajo el mandato del 'popular' Alberto Ruiz-Gallardón y ya fue tumbado por la entonces presidenta autonómica y compañera de partido del alcalde, Esperanza Aguirre. El Ayuntamiento de Ahora Madrid ha decidido rescatarlo del olvido porque lo considera «perfectamente tramitable» y la solución más expeditiva para abrir la finca al «uso y disfrute de un distrito que demanda nuevos equipamientos y espacios públicos».
En la Comunidad, en cambio, entienden que es a su Gobierno a quien le corresponde la iniciativa de diseñar el futuro de esta parcela, ya que es el dueño del terreno y de la mayoría de los 28 edificios públicos que contiene. Para ello, ha creado un «equipo multidisciplinar» formado por las consejerías de Economía y Hacienda, Medio Ambiente y Cultura para que redacte «una propuesta de plan que considere todos los servicios públicos que se prestan allí, estudiando en su caso posibles reubicaciones».
«Sea quien sea el propietario, la competencia del planeamiento [urbanístico] es exclusivamente municipal», contraatacan en el equipo de Carmena, donde lamentan «profundamente» que Cifuentes esté tratando de buscar una solución de forma unilateral. En este sentido, desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible insisten en que la tramitación de un proyecto de estas características «corresponde al Ayuntamiento».
En el Consistorio reconocen que «la Comunidad de Madrid puede disponer de sus bienes y abrir la finca al público». «Pero esto es independiente de que se apruebe el Plan Especial previsto por el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) por su condición de parque histórico, que tiene por objeto precisar su protección, y, en tanto no se redacte, las actuaciones sobre jardines y usos quedan restringidas», apostillan.
De vuelta a la Puerta del Sol, en el Ejecutivo autonómico justifican que, en su calidad de propietarios de la mayor parte de la finca de recreo de la antigua aristocracia madrileña, la intención es elaborar el borrador de un nuevo proyecto sobre Vista Alegre con «un enfoque distinto» para la remodelación del complejo y, a partir de ahí, analizar los detalles técnicos conjuntamente con el Consistorio. No obstante, insisten en que para permitir el paso solamente a la zona verde -que ocupa una parte de la superficie de la parcela- no es necesaria ninguna autorización del Gobierno local y que, de hecho, lo harán «en el transcurso de esta legislatura».
De hecho, el proyecto de presupuestos para 2018 que se está tramitando en la Asamblea contempla una partida de un millón de euros para realizar las tareas de acondicionamiento necesarias. «A largo plazo queremos hacer una reorganización de todos los espacios del recinto, que tiene que incluir una solución para el Palacio del Marqués de Salamanca [actualmente vacío], y para eso, lógicamente, necesitamos la aprobación del Ayuntamiento», argumenta un portavoz regional.
Ni la candidatura del PP a la Comunidad ni la de Ahora Madrid para el Ayuntamiento llevaban en sus programas electorales de 2015 la apertura de esta finca histórica. Representantes de ambas administraciones hicieron una visita a las instalaciones en marzo de este año, con Carmena entre los miembros de la comitiva oficial, tras la cual el equipo municipal manifestó su intención de «retomar las conversaciones» para poder retirar la verja que rodea el recinto y remitió el citado Plan Especial a la Puerta del Sol.
La pugna por el protagonismo político sobre este espacio verde continuó durante las no-vacaciones de Cifuentes en agosto, cuando la presidenta paseó por la zona y tuiteó en su cuenta oficial: «La apertura de este jardín histórico es una reivindicación tradicional de Carabanchel que queremos atender para el disfrute de los vecinos». Un mes después lo incluía entre los compromisos anunciados durante el debate del Estado de la Región, aunque en su entorno señalan que «internamente» lleva manifestado «mucho tiempo» su preocupación por este tema.
Y ya para el anecdotario de este culebrón urbanístico, el concejal del distrito en tiempos de Gallardón que participó en la redacción del proyecto para la apertura de Vista Alegre, ahora rechazado por segunda vez por la Comunidad, era Carlos Izquierdo. El ex edil 'popular' es el actual consejero de Políticas Sociales en el Gobierno autonómico.
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario