martes, 29 de agosto de 2017

Carmena prepara un cese masivo de directores de polideportivos

MARTA BELVER
29 agosto 2017

Polideportivo de Valdebernardo, en el distrito de Vicálvaro, cuyo director ya ha sido cesado. J. BARBANCHO


Los 40 directores de los polideportivos municipales de Madrid han sido informados de que podrían ser cesados en los próximos meses. El Ayuntamiento va a poner en marcha un nuevo proceso de selección de los trabajadores que ocuparán estos puestos al que, según los afectados, ni siquiera podrán concurrir la mayoría de los que los ostentan actualmente, en algunos casos desde hace «más de 25 años». Un portavoz del Consistorio, en cambio, asegura que la medida «sólo afectará al 40%, 16 personas que no cumplen los requisitos».
Este colectivo de trabajadores públicos se ha dirigido al Gobierno de Manuela Carmena mediante un escrito, en el que le piden que se valore «la experiencia y excelencia contrastadas» para la consolidación de dichas plazas «en similitud de condiciones con el resto de los cuadros de la Administración Pública». «No tener en cuenta a las personas involuntariamente inmersas en esta situación constituiría un grave perjuicio laboral y económico y una enorme injusticia», argumentan.
Con el nuevo método selectivo, los directores seguirán siendo elegidos 'a dedo' como sucede desde 1989, cuando se convocó el último concurso oposición. Una de las diferencias sustanciales es que a los candidatos se les requerirá tener una licenciatura y estar adscritos al grupo profesional inmediatamente inferior al que aspiran.
«Hay compañeros que llevan trabajando en los centros deportivos municipales desde la época del alcalde Enrique Tierno Galván [del PSOE] y no han visto esto en la vida, ni con el PP ni con nadie», explica a este periódico un portavoz de los afectados. «El Gobierno de Ahora Madrid quiere cesar a todos los directores actuales, que son cargos técnicos, para colocar a sus afines, como ya ha sucedido en Valdebernardo», añade.
En el Ayuntamiento defienden en cambio que «el nuevo proceso de selección es de libre designación por convocatoria pública, y no por designación directa, como hasta ahora». En él, aseguran, se evaluarán «los requisitos básicos y específicos para su desempeño, así como las capacidades y aptitudes personales».
«La valoración se efectuará por una comisión técnica, en la que podrá participar, como observador, un representante de los trabajadores/as, que contará con un suplente», explican fuentes municipales. «Esta comisión elevará al órgano competente para realizar la propuesta de nombramiento [la junta de distrito donde se encuentre el centro] una terna, que contendrá los candidatos que se han considerado más idóneos», añaden.
Además, según puntualizan en el Área de Cultura y Deportes, el cese afectará «sólo al 40% de los directores, los que no cumplen los requisitos». El resto, aseguran, «se quedarán automáticamente en sus puestos.
«Eso te lo habrán dicho a ti», replica a este periódico el portavoz de los afectados al informarle de tal extremo. «Según Fuencisla Higuera, subdirectora de Recursos Humanos, todos los directores, independientemente que lo sean por el concurso oposición que se celebró en 1989 o por adscripción provisional, que son todos los que han accedido desde entonces, podrían ser cesados», asegura.

Acuerdo con los sindicatos

La alcaldesa y cuatro de los seis sindicatos con representación suscribieron el pasado mes de junio el Acuerdo para la Clasificación y Ordenación del Personal Laboral del Ayuntamiento y Organismos Autónomos. En el caso de las instalaciones deportivas, con este convenio se trata de regularizar la situación de una plantilla de alrededor de 3.000 trabajadores que en 2005 pasaron a depender directamente del Consistorio tras la desaparición del Instituto Municipal de Deportes.
Además de a los directores de los centros, el cambio en el método de selección del personal afectará también a otras categorías laborales como encargados y promotores. En total, serían 250 los trabajadores afectados, de los que «aproximadamente el 67% no podrían presentarse a las próximas convocatorias» con las condiciones establecidas, según exponen en la carta que han enviado al Palacio de Cibeles.
En ella también señalan que el retorno de todos estos cargos descabezados -que son personal laboral- a sus puestos de origen supondrá que otros 250 interinos se van a ir a la calle: «Es decir, 500 perjudicados por el acuerdo alcanzado que no ha sido sometido a votación en ninguna asamblea general, ni siquiera hemos sido informados de su contenido».
Según explica el portavoz de los directores, se quiere implantar «una nueva normativa con carácter retroactivo» sin tener en cuenta que «los trabajadores, en el momento de sus nombramientos, sí reunían los requisitos para ese puesto». Por esta razón piden que se les mantenga en sus cargos «hasta la extinción de la relación laboral», una medida que consideran «perfectamente viable y ajustada a la solución de los múltiples conflictos que sin duda provocaría la desatención de los derechos morales y legales de los trabajadores».
Fuente: el Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario