lunes, 28 de agosto de 2017

El Ayuntamiento de Madrid dice que clausurará los locales que se infrinjan gravemente la norma de terrazas

Un informe jurídico de la Comunidad de Madrid respalda esta medida que va más allá de la multa o el cierre del velador

J.A. AUNION
Madrid 27 agosto 2017

El Ayuntamiento de Madrid asegura que llegará a clausurar los locales que cometan infracciones graves de la normativa de terrazas, yendo un paso más allá de las sanciones actuales en forma de multas o de retirada del mobiliario de los veladores. Un informe jurídico de la Comunidad de Madrid respalda esta medida en determinados casos, pero las asociaciones de vecinos de Centro, que acusan al Consistorio de inacción frente a los infractores, temen que la idea se quede en pura amenaza y nunca se llegue a aplicar.



En toda la ciudad de Madrid hay autorizadas 4.747 terrazas de hostelería, según el censo del Consistorio, actualizado a mediados del pasado mes de julio. Numerosas asociaciones de vecinos, sobre todo las que están presentes en el centro de la capital, se quejan sistemáticamente desde hace años de la enorme presencia de terrazas en las calles y plazas de sus barrios (allí se concentran el 13% de los veladores) y del sistemático incumplimiento de la normativa, en cuanto a licencias, espacio ocupado u horarios de cierre.

En 2015, fecha de los últimos datos oficiales al respecto, 8 de cada 10 terrazas de Centro tenían un expediente abierto o eran directamente ilegales (estas eran casi una cuarta parte). Y la Cámara de Cuentas aseguró en su último informe de fiscalización que a menudo las sanciones monetarias resultan ineficaces. 

El concejal responsable del distrito de Centro, Jorge García Castaño, ya explicó a este periódico en agosto del año pasado que el Consistorio estaba aplicando nuevas medidas coercitivas, aparte de las multas, como la retirada de las sillas y las mesas de las terrazas infractoras, y que asimismo se estaban estudiando algunas más. Ahora, un portavoz municipal asegura que el Ayuntamiento tiene la intención de llegar a clausurar, si se dan las circunstancias, el bar o restaurante que incumpla.

Un informe jurídico de la Comunidad de Madrid, firmado el pasado enero por un responsable de la Dirección General de Justicia y Seguridad y difundido recientemente por la asociación de hosteleros madrileños La Viña, asegura que las terrazas están sometidas a la Ley de Espectáculos públicos. Esto permitiría al Ayuntamiento clausurar un local entre seis meses y un día y dos años (ya que el bar y su terraza se consideran “un solo todo”) o aplicarle una multa de entre 60.000 y 600.000 euros (mucho más cuantiosas de las que Ayuntamiento ha venido tradicionalmente aplicando) si comete infracciones graves como abrir un velador sin la preceptiva licencia o reabrirlo después de que las autoridades municipales se lo hayan cerrado.

De ese modo, el informe, que también insiste en la proporcionalidad de los castigos, concluye: “En caso de inobservancia de los cierres o suspensiones administrativas de actividad de terrazas, por parte de los presuntos responsables, es legítimo proceder, desde la respectiva unidad responsable de ese, u otro, Ayuntamiento, sobre el establecimiento de que dependen, imponiendo la medida cautelar o sancionadora de cierre o suspensión del establecimiento principal”. Un portavoz municipal admite que todavía no se ha aplicado esta posibilidad, y no aclara si fue el propio Consistorio el que pidió el estudio jurídico del tema al Gobierno regional.

“Postureo”

En todo caso, al portavoz de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Centro Esteban Benito, la declaración de intenciones del Ayuntamiento le parece puro “postureo”. “Si tuvieran voluntad, el número de sanciones sería muy importante. Y no lo es, porque miran para otro lado”, se queja. De hecho, sostiene que “la mayoría de aspectos de obligado cumplimiento que recoge la ordenanza se incumplen sistemáticamente”.

Entre estas infracciones señala el tener más sillas y mesas de las autorizadas, colocar separadores o biombos sin permiso, amontonar la terraza en la vía pública, o no mantenerla permanentemente limpia, incumplir los horarios de cierre o no tener la licencia expuesta al público. “La gestión de las terrazas con el Ayuntamiento de Ahora Madrid sigue siendo un fabuloso desastre. Directamente no se gestiona”, resume el portavoz.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario