lunes, 14 de agosto de 2017

Reducción deuda = recortes = malos servicios públicos

Por Antonio García Moreno
militante de Convergencia de la Izquierda


En enero de este año ya publicamos un artículo que desmenuzaba la cuestión (1), pero como todavía hoy los ediles madrileños tienen la desfachatez de seguir presumiendo de la reducción de la deuda “ilegítima” municipal, -incluso Pablo Iglesias lo enarbolo en su chapucera moción de censura- nos vemos obligados a repetirlo otra vez de modo más conciso.

Se han quemado nueve autobuses de la EMT en seis meses (2) (3) porque el parque no se ha renovado, y siguen circulando vehículos matriculados de 2005. Y no se ha renovado porque se ha priorizado el pago de las letras a los bancos, precisamente aquello que los gestores del cambio denunciaban de administraciones anteriores y venían a revertir. En este caso concreto –visto está que por el método prueba y error– ya han reservado partidas para ir renovando la flota de aquí al 2020.

Los bomberos están en pie de guerra con el Ayuntamiento (4) porque les están obligando a hacer guardias extraordinarias. Y les están obligando, no por placer, sino por falta de personal para cubrir las plantillas. Y no hay personal porque no se ofertan las plazas de funcionario que reemplacen bajas y jubilados. Y no las ofertan porque no les llega el presupuesto. Y no les llega porque han adelantado millones y millones de deuda – “ilegitima”- que los bancos no exigían su pago inmediato.

Ahora Madrid, Podemos, o como queramos llamarles, han llegado al Gobierno sin un programa -sólo con unas ideas generales, sugerencias.. Ocurrencias- y las consecuencias se van viendo de manera gradual. Y es que sin un plan trabajado y meditado gestionar un presupuesto como el de la ciudad de Madrid es todo un problemón. Así que con semejante papeleta han optado por un camino sencillo que han podido considerar.. “útil”, el de irse quitando ilegítimos intereses de deuda a base de amortizaciones a cascoporro. Y patada a seguir, que se dice en rugby. La “patada a seguir” poco a poco va estallando en las manos porque de repente los servicios públicos necesitan una pasta que ya no está en las arcas.

Por cierto, ¿en qué lugar quedan los respectivos concejales cuando ya en dos años de mandato no han sabido o no han hecho por saber sobre la elevada edad media de una parte de la flota de buses o sobre las insuficiencias de plantilla de los bomberos? ¿No han hablado con sindicatos o asociaciones para tener la foto de la situación?


La izquierda de manera lenta pero segura se va reorganizando y preparando sus planes de gestión en los municipios donde ya no está presente. Van apareciendo nuevas marcas y el tiempo dirá cuáles permanecerán y cuáles serán las colaboraciones, uniones y convergencias. En cada localidad será necesario dedicarle mucho tiempo y dedicación para configurar un plan que satisfaga las necesidades de los servicios públicos a la ciudadanía.


¿Les adelanto una mala noticia? Incluso con esos planes humildes y elaborados es muy posible que allí donde consigamos poder de decisión y de influencia tampoco el presupuesto dé para cubrir los máximos que nos fijemos. Pero por la cuenta que nos trae no prometeremos cosas que no podamos cumplir ni mucho menos cumpliremos aquello que no hemos prometido.

Bienvenidos al mundo de la POLÍTICA. Más desagradable que la arcadia feliz populista.

(3)   https://elpais.com/ccaa/2017/07/25/madrid/1500976930_051420.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario