lunes, 11 de septiembre de 2017

Sin sitio para el 70% de los coches de la zona SER


MARTA LEY
11 septiembre 2017

Menos de un tercio de los turismos censados dentro de la M - 30, en la zona de estacionamiento regulado (SER), tienen sitio para aparcar en sus barrios. Tras el descanso vacacional, en septiembre vuelve la lucha por un hueco en el interior de la pintura verde, la zona de residentes. Una búsqueda especialmente difícil en los distritos Centro, Chamberí y Salamanca.
Teniendo en cuenta el número de coches y los estacionamientos disponibles por barrio, y sin incluir a aquellos que gozan de una plaza de parking pública (P.A.R), solo hay sitio para 12 de cada 100 vehículos censados en Sol. Le siguen Cortes (13%), Malasaña-Universidad (15%), Pacífico (17%) y Argüelles (19%).
Al final, el 70 % de los coches que duermen en la almendra central, más de 300.000, están condenados a optar por un aparcamiento privado o a buscar sitio en sus barrios, batalla que suele prolongarse más de lo que desearían.
A esto habría que sumar los vehículos que durante el día llegan a Madrid y que también ocupan estas plazas, aunque por un máximo de dos horas en un mismo barrio desde que en mayo de 2014 el consistorio de Ana Botella reformara la Ordenanza de Movilidad. Por ejemplo, aunque parezca que en el barrio de Atocha hay sitio para todos, su céntrica ubicación puede tornar el aparcamiento en impracticable. Otros barrios, como los de Argüelles o Gaztambide, pueden beneficiarse de que en parte de su barrio vecino, el de Ciudad Universitaria, no hay SER, por lo que disponen de algunos huecos adicionales cerca.

"No puede ser coches sí, coches no"

El portavoz adjunto del distrito Centro de Ciudadanos, Daniel González Guerrero, achacaba en el pleno de junio como una de las causas del abandono del centro la falta de aparcamiento: "La gente se va porque su estilo de vida no le permite tener un coche", entendía. Sin embargo, en declaraciones para este medio, matiza: "Son muchísimos los factores y la falta de aparcamiento no es determinante". Él escogió vender su coche cuando se mudó al distrito Centro, "pero no puede ser coches sí, coches no: hay que escuchar a todos", opina.
Su homólogo del Partido Popular, Íñigo Enríquez Luna Losada, le apoyaba: "La gente que vive en el distrito Centro tiene derecho a tener coche como el resto de los madrileños y a tener acceso a una plaza de aparcamiento en condiciones razonables. Eso cada día es más difícil y ahí, también, está la clave de lo que ha sido la expulsión, muchas veces, del vecino del centro de Madrid".
Desde Ahora Madrid se defendía que en el distrito habría hoy 223 plazas más para residentes que hace un año. El Plan A del Ayuntamiento contempla la sustitución de espacios azules por verdes así como la disminución progresiva del aparcamiento en superficie en las calles de Fuencarral, Hortaleza, San Bernardo, Princesa, Gran Vía, Montera, Alcalá, Arenal, Mayor, San Jerónimo, Huertas, Atocha, Lavapiés, Embajadores, Ribera de Curtidores, Carrera de San Francisco y Rondas. Al mismo tiempo se pretende incrementar la proporción de plazas para residentes (PAR). El objetivo es "crear un efecto disuasorio en el uso del vehículo privado" para reducir las emisiones procedentes de esta actividad mediante la gestión de la oferta de estacionamiento.
La última encuesta de Calidad de Vida de Madrid, del año 2016, situaba la facilidad para aparcar en el municipio en un 2,8 en una escala del 0 al 10 y cerca del 80% de los encuestados considera que se dedican "pocos" o "los justos" recursos para tráfico y aparcamiento.

A vueltas con el parquímetro

Desde 2015 hasta julio de 2017 (último dato disponible), se han registrado más de 90.000 avisos ciudadanos, unos 126 de media al día, por no entenderse con las máquinas para pagar. Es la tercera causa de avisos ciudadanos del municipio, solo por detrás de aquellos para recogida de muebles y tareas de limpieza, y por encima de las quejas sobre el servicio de BiciMAD. La anulación de denuncias es el principal quebradero de cabeza: el 22% de las alertas se da cuando toca pagar multa, en concreto, por "aviso de denuncia incorrecto".
Las aplicaciones móviles para pagar tampoco son infalibles, ya que en más de 6.000 casos se ha notificado un aviso por errores de funcionamiento relacionados con la ubicación del barrio, la anulación de denuncia o directamente el acceso a la aplicación.
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario